Distrito adelanta mantenimiento de la Torre del Reloj

315

Más de 300 piezas hacen parte de la emblemática Torre del Reloj, catalogada en el 2013 como una de las cinco “clock towers” más bellas del mundo según la BBC Travel. Esta joya histórica y arquitectónica de Cartagena se encuentra en proceso de mantenimiento por parte de la Oficina de Apoyo Logístico del Distrito de Cartagena.

“Los cartageneros deben estar tranquilos con la Torre del Reloj, por eso desde la Dirección de apoyo Logístico queremos trabajar para que el mantenimiento de la Torre del Reloj sea el adecuado; así mismo, se trabaja en el Plan Operativo de Mantenimiento que indique materiales, monitoreo y aplicación del mismo. Pedimos un poco de paciencia a la ciudad porque el trabajo que queremos entregarle es muy valioso”, aseguró Judith Pérez, directora de la Oficina de Apoyo Logístico del Distrito de Cartagena.

El objetivo principal del mantenimiento es que todas las piezas de la Torre del Reloj estén funcionando de manera óptima, incluyendo mantenimiento en pintura, guayas, bigas, paredes, acrílicos, entre otros elementos.

Turistas y cartageneros podrán visitar la Torre del Reloj

Judith Pérez, directora de la Oficina de Apoyo Logístico, aseguró que luego del mantenimiento al emblemático reloj, este espacio quedará disponible para que cartageneros y turistas puedan conocer el funcionamiento interno del mismo.

El último mantenimiento que se le realizó a la torre fue en el mes de mayo de 2017, por esta razón se hace necesario brindar un mantenimiento efectivo que permita modernizar algunas de sus funciones.

Se espera que para el mes de marzo, los cartageneros puedan disfrutar de una Torre del Reloj modernizada y conservada.

Casi nos dejan sin la Torre

En 1631 cuando se concluyó el cerco amurallado, la Torre del Reloj fue parcialmente destruida por el Barón de Pointis, militar y comandante de la armada francesa,  que disputaba, para ese entonces, el  dominio naval con España,  lo que se denominó la expedición de Ataque a  Cartagena en 1697.

En el año1704,  el ingeniero español Juan Herrera y Sotomayor reconstruyó la Torre del Reloj e incluyó algunas variaciones en la portada barroca, las cuatro columnas toscanas que la adornan, adicionó dos bóvedas laterales a prueba de bombas que se utilizaban en la época  para el almacenamiento de víveres y municiones.

Compartir