Sarahah, la aplicación que causa furor entre los jovenes

844

Por Luis Rodríguez Tamayo
@luchovoltio

Con más de 300 millones de descargas, Sarahah es furor en las redes sociales, principalmente entre los jóvenes en más de 30 países. Fue creada inicialmente como una página web en Arabia Saudita, en donde un jefe quería conocer la opinión de sus empleados, pero de manera anónima.

Su objetivo era recibir opiniones sinceras y espontáneas de sus colaboradores sobre su desempeño y actitud en la empresa. De allí surgió la iniciativa de la implementación del app que hoy es tendencia entre los jóvenes, pues siempre alguien quiere decir algo, pero en muchos casos no desea que se revele su identidad.

A pesar de que es una aplicación en donde no se colocan fotos, su funcionamiento es muy básico. La persona crea un usuario, el cual comparte en un link a través de Facebook, WhatsApp, Twitter o por mail.

Si bien es cierto, la idea es recibir mensajes que ayuden a conocer la personalidad del creador de la cuenta en Sarahah, el gran reto de esta aplicación es el problema del mal uso de las redes sociales. Algunos, escudándose en el anonimato aprovechan para hacer bullying o acoso cibernético.

Esta aplicación ya está disponible para las plataformas iOS y Android. Sus creadores trabajan en este momento en temas de seguridad y cómo bloquear de manera automática los mensajes ofensivos o agresivos en esta nueva plataforma de comunicación que tiene ya una amplia cobertura entre los jóvenes.

Dentro de las medidas de seguridad en Sarahah, el usuario puede controlar a quién le permite enviar mensajes con dos opciones. Solo a personas conocidas o de forma generalizada, dependiendo con quién decide compartir ese link el usuario.

Para la mayoría de los jóvenes es importante conocer las opiniones anónimas de las personas y en algunos casos comentarios de desconocidos. Para otros ante el acoso bloquean los comentarios ofensivos o simplemente desinstalan el app para evitar el ataque permanente de mensajes no deseados.

Si bien es cierto hay otras aplicaciones en donde el anonimato es el mayor atractivo, Yik Yak cerró este año y After School y Secret persisten, pero no con el mismo impacto de Sarahah. Otra alternativa en la red es CuriousCat, en donde se pueden hacer comentarios anónimos, pero sus medidas de seguridad son mayores y la lucha contra el bullying es permanente.

Por otra parte, desde esta tribuna insistimos en la importancia del cambio de las claves, el riesgo del uso de computadores públicos y la necesidad de actualizar los antivirus. En días pasados expertos de Kaspersky Lab detectaron una vulnerabilidad en la versión móvil 8.5.1 de Instagram que fue lanzada en 2016 (la versión actual es 12.0.0). Utilizando la aplicación obsoleta, el atacante selecciona la opción de restauración de contraseña y captura la solicitud mediante un proxy web. Posteriormente selecciona a una víctima y envía una solicitud al servidor de Instagram, cargando el identificador o el nombre de usuario exclusivo del objetivo. El servidor devuelve una respuesta en formato JSON con la información personal de la víctima, incluyendo datos confidenciales, como el correo electrónico y el número de teléfono. Más de tecnología en www.luchovoltio.com
Comentarios a lrodriguezt@hotmail.com

Compartir