Muere a los 83 años el exdictador panameño Manuel Antonio Noriega

237

El exdictador panameño Manuel Antonio Noriega murió anoche a los 83 años en el hospital Santo Tomás de Ciudad de Panamá, informaron hoy fuentes hospitalarias. Estaba hospitalizado desde marzo por un tumor cerebral.

“Muerte de Manuel A. Noriega cierra un capítulo de nuestra historia; sus hijas y sus familiares merecen un sepelio en paz”, informó el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, a través de su cuenta oficial de Twitter.

El general retirado copó los titulares internacionales el 20 de diciembre de 1989, cuando unos 28.000 soldados estadounidenses tomaron por asalto Ciudad de Panamá para derrocar a su brutal régimen (1983-1989) que espió para la CIA, trabajó con los narcotraficantes y torturó a sus enemigos.

Tras pasar los últimos 26 años en cárceles de Estados Unidos, Francia y Panamá por el asesinato de enemigos políticos, lavado de dinero y narcotráfico, el anciano exdictador logró en enero prisión domiciliaria en casa de una de sus tres hijas para prepararse para la intervención. Los largos años de reclusión, muchas veces aislado, dos ataques cerebrovasculares y un cáncer de próstata dejaron al exdictador en silla de ruedas y con aspecto frágil, una versión reducida del osado general del Ejército que blandía enérgico un machete en sus mítines aplaudido por la multitud.

El 20 de diciembre de 1989, unos 28,000 soldados estadounidenses tomaron por asalto Ciudad de Panamá y lanzaron una dramática búsqueda para capturar, días después, al que fuera durante años uno de sus principales aliados en la región. Cuando retornó a Panamá en diciembre de 2011, el país ya había superado su nefasto legado y creció al calor de su famoso Canal interoceánico hasta convertirse en una de las economías más dinámicas de América Latina, aunque con una democracia todavía lacerada por la corrupción y las desigualdades sociales.

Pero su carácter desafiante decayó en el ocaso de su vida y en 2015 llegó a pedir perdón a Panamá por los desmanes de los gobiernos militares del pasado, incluyendo el suyo, por el que fue sentenciado a unos 60 años por tres condenas en casos de homicidio y desapariciones forzadas. La corrupción bajo su mandato llegó a tal punto que un subcomité del Senado estadounidense aseguró que Noriega creó “la primera narco cleptocracia del hemisferio” y se refirió a él como “el mejor ejemplo reciente” de cómo un líder extranjero puede manipular a Estados Unidos en contra sus intereses.

Compartir